[breadcrumb]
Los Volga-Alemanes y sus Asociaciones

Die Wolgadeutschen und Ihre Vereine

Lobes Helmut.  “Los Volga- Alemanes y Sus Asociaciones.” Volk auf dem Weg, August- September 2006, 36-37.

Traducido de Ingles a Español por John Guerrero

English


La Iglesia Luterana de Zuerich/Volga, fotografiado en 1989

La siguiente contribución contiene la primer parte de un discurso (editado para Vad W) por el vicedirector de el Landsmannschaft der Wolgadeutschen [Landsmannschaft para Volga-Alemanes], Helmut Lobes, presentado en la 19 convención Cultural de Volga-Alemanes, que se llevo en Kassel.  Continuación seguirá en la próxima publicación.

“Cualquier que has recibido en herencia de tus antepasados, tenga seguridad que Ud. lo gana para que Ud. pueda poseerlo.” J. W. Goethe

Por más de diez años yo estuve participando en las Convenciones Cultural de Volga-Alemanes, desde el año 2001 como miembro de la mesa de la Asociación.  En cada junta de un cuento chico total como 150 a 170 participantes, yo estoy fuertemente recordado de la siguiente pregunta: ¿Qué permanece estos días de la famosa tribu de los Volga-Alemanes?

¿Esto es lo que permanece de lo que nuestros antepasados y sus descendentes dejaron atrás?

¿Serán los mero 20 miembros de asociación quienes han hallado su rumbo para la junta de miembros de hoy todos que los Volga-Alemanes tienen de ofrecer para mantener su Asociación?  ¿O serán entre los tres millón Aussiedler de la ante Unión Soviet  mas Volga-Alemanes desparramados sobre este país?

En busca de respuestas a estas preguntas similar uno encuentra mas frecuentemente que uno debe poder a permanecer una pregunta al regreso, declarado en Ruso, por supuesto: “¿A satchem eto vsyo?” o: “¿A satchem eto mnye?”  Traducido a Alemán: “¿Por qué todo esto?” y “¿Para que necesito todo esto?”  ¡Esto es simple inimaginable!  ¡Como si estuviéramos tratando de un trasto que nos ofrecen en un viejo mercado de las pulgas!

No es por nada que, durante el pasado reciente, este tipo de insensible, declaro en idioma Ruso “¿A satchem eto vsyo? Ha llegado a indicar un tipo de rendir su lenguaje materna, una parte esencial de nuestra herencia étnica, como algo superfluo; y hoy indica una rechaza de él gran tiento nuestros padres pusieron  en preservando nuestra herencia en la región Volga que nos robaron cruelmente.  ¿Y de mañana que?  Puede pasar en el futuro que hasta el mero espirito de nuestros antepasados Volga-Alemanes ha de ceder a el meta y desaparecerse como si inútil: ¡Ni un respiro y ni un rastro de Volga-Alemán en cualquier mente, en cualquier historia, en cualquier pedazo de suelo o en cualquier senda!  Sin duda suficiente razón, después de tanto contenerse por todo tan largo, que nosotros dirigimos este fenómeno seriamente, a esto, para dirigir esas preguntas-opuestas. 

¿Así, realmente pues: porque todo esto de verdad?  ¿Para que continuar de hablar del hogar de la región Volga de que tal vez nos robaron?  ¿Por qué, después de seis siglos [yo creo que el autor significa decir “seis décadas,” el tiempo desde el destierro  de la área Volga – vea un cuento semejante mencionado abajo, Tr.], deberíamos preocuparnos de la humildad de los Volga-Alemanes y de ellos cual fueron corridos de sus hogares?  ¿Por qué tener una asociación Volga-Alemán?  Y así entonces, a tal punto de ridículo.  ¿Para que preservar recuerdos humanos?  ¿Para que tener  recuerdos?

En la cara de tal reto yo quisiera usar este breve reporte para mover tantos de nosotros que sea posible para hacer el esfuerzo de probar las respuestas propias a estas “¿para que?” preguntas; para hacer el esfuerzo en extender la palabra a nuestra rueda de familia, para nuestros parientes y conocidos, y simplemente para todos nuestros compatriotas en general quienes se han quedado fuera de esta convención o quizás no poder leer [Alemán].

Por cualquieras razones o intenciones causan estas preguntas opuestas que se pregunten, una cosa debe ser claro: tan luego que nuestros compatriotas, a lo menos ellos que podrán todavía de querer y poder a escuchar, no se les dieron contestaciones claras a sus “sachem” preguntas, que desafortunadamente deben ser llevadas seriamente, nosotros podremos, aun con nuestra sensación de comunalidad, quedan siendo solamente los 150 a 170 quienes pertenecen en nuestra bianual como se dice “convenciones cultural,” y nosotros no podremos hacer cualquier progreso en nuestra responsabilidad verdadera, eso de dar vuelta para el trabajo de nuestros antepasados y de hacerlo nuestro, para poseerlo y protegerlo.

Nuestra obligación sagrada y la tarea… por seis décadas ahora nosotros Volga-Alemanes nos hemos descuidado de estos, por cualquier razón, y esto se puede claramente no quedarse sin consecuencias.  Ha de ser en venir el tiempo cuando un tipo de devastación mental nos afectara a tal grado que causara un simple “¿A satchem vsyo eto?” para romper y deshonrar aun la conectaría  sagrada de generaciones.

¿Se podrá este proceso posiblemente ser pasado o reversado?  Sobre todo, eso depende en como tan pronto y intensamente nosotros damos vuelta para nuestra herencia de antepasados y permitir un sentido de responsabilidad concienzudo que agarre dentro nosotros; y al según, depende en nuestra preparación de aceptar nuestra herencia en medida llena, para mantenerlo y, en su llenura, para cargarlo dentro el futuro de generación a generación.  Como quiera, en manera para demonstrar una preparación para cargar algo adelante y para hacerse consciente de vuelta de una responsabilidad de que uno debe actualmente cargar adelante, uno debe ser muy claro de con lo que estamos tratando, lo que estamos actualmente cargando adelante.  En otras palabras: ¿Que es lo que “el trabajo de nuestros antepasados” realmente significa?  ¿Qué es esa herencia de nuestros antepasados que tenemos que hacer nuestro propio y cargar adelante?  ¿Sera que la mayoría de nosotros poseamos suficiente conocimiento de eso?

Goethe dijo:

"Bendito sea el que piensa bien de sus antepasados, quien felicidad amenté entretiene su escuchador acerca de sus hazañas, sus grandezas, y quien regocija en haberse puesto él mismo al fin de tal línea hermosa."

¿Pertenecemos a ellos quien el poeta alabanza?  A cierto punto, seguramente.  A lo menos tanto como nuestras propias familias se respecta.  Nos ocupamos en preservar cuidadamente las fotos amarilladas del tiempo de nuestros abuelos o bisabuelos, nosotros mantenemos la transmisión oral de sus grandezas y sus competencias.  Con mucho respecto ponemos todas estas cosas entre el linaje propio de nuestros propios antepasados quienes son de un muy distante pasado y de quien continuación nosotros, también con nuestros hijos y nietos, nos ponemos con alegría y satisfacción entre conexión con ellos.

Sucintamente declarado: nosotros guardamos cuidado de el culto de ascendencia dentro el esquema de nuestra familia simplemente de un sentido de nuestra propia humanidad, y en ser hecho nos vemos como un enlazo conectivo esencial entre medio de las generaciones del pasado y el futuro de un linaje de familia particular.  Naturalmente, sin preguntar “¿Por qué todo esto?” 

¡Pero más allá de eso – sea honrado ahora!  ¿No seria en seguir que tal cuidado completo y honorario de antepasados podrá ser apropiado para nuestra tribu común étnico de Volga-Alemán?  Si será apropiado, pero nuestras acciones no se ven en cumplir.  ¿Sera esta la culpa de nuestra generación corriente?  ¿O son las “hazañas y grandezas” de nuestros antepasados Volga-Alemán simplemente no suficiente?  Tal vez es mejor que ahora damos vuelta a nuestra atención una vez más para nuestros antepasados, a sus hazañas y sus trabajos desde el principio.

Nosotros Volga-Alemanes somos un grupo joven étnico, y por lo tanto tenemos la oportunidad única de seguir con tranquilidad allegada la línea de nuestras generaciones volviendo al mero principio.  Estos principiantes están en los ríos poderosos de las costas de Europa, que nos dio su nombre, el Rio Volga.  Es allí que nuestros antepasados Alemán, siguiendo un ruego urgente por el Estado Ruso, había agarrado una rama de él gran tribu Alemán y la planto en la tierra dura y seca de las vírgenes estepas Volga.  Esto paso en el verano de 1764. 

Y porque esos “Alemanes viejos” – como la sabiduría antigua exigió – ampliamente mesclaron sus sangres con la tierra virgen en que los primeros recién llegados colonizaron, las raíces plantadas allí por lo pronto han de retoñar yemas poderosas de una tribu nueva étnica, la tribu de Volga-Alemanes.  Después de serse severamente examinado, la tierra pronto admitió los nuevos retoños nacidos entre ella misma como sus plantadores originales, y desde entonces los estepas Volga entre medio de latitudes 49 y 54 norte y longitudes 14 y 19 este como la patria solariega de los Volga-Alemanes.

¿Quiénes eran ellos, estos nuestros antepasados Volga-Alemanes originales?  ¿Qué fueron sus rasgos de carácter?  ¿Qué de verdad podrá ser contado entre sus hazañas y sus grandezas?

Desafortunadamente no hay fotos de esas gentes de dos ciento y cuarenta años pasados – allí no había tal cosas como fotos.  Afortunadamente, sin embargo, allí existe una parte rica de literatura en que la Volga-Alemana y los Volga-Alemanes son describiros en detalle.  Entre otras cosas, uno puede leer en eso que fue de verdad “un tipo de gente brava quienes fueron forzados en ocuparse con las circunstancias mas hostil pero que fueron minuciosamente capaz de adaptarse a su nuevo ambiente,” y que “fue mas bien asombroso en como los Volga-Alemanes, a pesar de todas adversidades, pudieron a preservar y aumentar su población considera mente.”  Uno debe de verdad meramente estar dispuesto en dejarse uno mismo a observar dentro su mero ser las paginas valiosas de la historia de su propia gente.

Un periódico Americano una vez atribuyó las siguientes características de los Volga-Alemanes: valentía, gallardía, diligencia, perseverancia, firme, honestidad, veracidad, lealtad y fiabilidad.  Estas virtudes también son lo que estos Volga-Alemanes pudieron demonstrar en una manera solida en Latino América, Europa y Asia durante el curso de siglos.

Nuestros antepasados fueron forzados en demonstrar la gran mayorilla de estas virtudes especialmente durante los comienzos de población en la región Volga, simplemente para poder sobrevivir en su nuevo hogar.  Para estar asegurado, uno puede declarar con buena consciencia que sin estas virtudes de esos “Alemanes viejos” no hubiera historia de Volga-Alemán hoy.

Ellos también pasaron estos rasgos de carácter a sus descendentes, los primer niños de las estepas.  ¡Las virgen estepas no fueron satisfecho que estos niños podrán simplemente trabajar – se esforzaron!  Y se esforzaron mucho – en verdad muchísimo.

En los dos lados del rio Volga ellos desarrollaron su cultura a lo ancho de 25,000 kilómetros y establecieron más de 200 poblaciones con como 90,000 granjas productivas y activas.  Durante las buenas cosechas el sobrante fue de cantidad de 37 millón pud [1,332 millón libras], 20 millón pud de cual consisto de trigo y centeno.  Fue pues que la región Alemán Volga se llegara hacer un inagotable granero para Rusa.  El trigo duro que los Volga-Alemanes sembraron llegara hacerse un muy valorado ítem exportado y llegara a influir los mercados de trigo en Londres y Ámsterdam.  Durante cien años, ocho firmas comerciantes como Nóvgorod, Moscú y St. Petersburg, no puedo detenerme de recordar los nombres de estas firmas: fueron las empresas Fiesendorf, Feidel, Sefery, Gerhardt, Rauschenbach, Lippert, Mueller, y Busik.

Gracias por los abrumado sobrantes de grano producido en la región Volga que por eso existió una poderosa industria de molar grano con 13 molinos de empuje de vapor, 200 mas chicos molinos de empuje de motor, 112 molinos de energía hidráulica, y 600 molinos de viento.  Los mejor tipos de harina se hallaron para St. Petersburg y Moscú, para Finlandia y los estados Báltico.  Un gran cuento de barcazas, cargadas alto con sacos de harina, anualmente se hallaron por rio bajo de Sarátov y Zarizin para la Delta Volga y ser eventualmente llegar en Asia central, Bakú, y Persa para pagar testigo de la diligencia y trabajo de los Volga-Alemanes.  Nunca descansando, nuestros antepasados verán adquirir en regiones lejos varias materia prima que convirtieron a mercancía deseable.

Agricultura de tabaco y fabricas de tabaco han existido en Rusa tanto tiempo que los Volga-Alemanes estuvieron allí.  Durante solo el año 1880, Alemanes granjeros de tabaco entregaron 5000,000 pud de tabaco fresco a sus 13 fabricas de tabaco.  De luego, tabaco Alemán fue mano a mano con las pipas Alemanas.  Estas fueron hechas en varios diseños en muchas diferente colonias Alemán y fueron exportadas por los cienes de miles a la profundidad de Rusa.  Orgullosamente, el escritor de historia Sarepta informo que el rapé producido en su aldea domiciliaria fue “agradable hasta para la nariz de la Zarina Catarina”.  La corte del Zar también disfruto la mostaza entregada de Sarepta.  La industria de cultivo de mostaza y la más grande fábrica de mostaza en toda Rusia también trajo renombre mundial a la región Volga tan más allá que las fronteras del Imperio Zarista.

(De ser continuado)

Los siguientes artículos de éste serie se encuentran en la lista bajo:

Permission to use any images from the GRHC website may be requested by contacting Michael M. Miller
North Dakota State University Libraries
Germans from Russia Heritage Collection
Libraries
NDSU Dept #2080
PO Box 6050
Fargo, ND 58108-6050
Tel: 701-231-8416
Fax: 701-231-6128
Last Updated:
Director: Michael M. Miller
North Dakota State University Library North Dakota State University North Dakota State University GRHC Home