[breadcrumb]

Embeleso Volga en Argentina

Entrevista conducida por Volk auf dem Weg

“Embeleso Volga en Argentina”. Volk auf dem Weg, Febrero 2006, 14-15.

Traducido de Ingles Americano a Español por John Guerrero, Fargo, Norte Dakota

English


Para el fin del año 2005, descendientes de los Volga-Alemanes se reunieron para celebrar la Navidad. Algunos vinieron teniendo puesto vestimenta antigua de Volga-Alemán, aun cuando la temperatura midió 40 grados [Celsius, cual es 104 grados F.]. Estaban presenteVolga-Alemanes quienes nacieron en Argentina y nunca habían conocido la lejana Rusa. Otros - !de Alemania! – vinieron con vestimenta Alemán y hasta Lederhosen. En una entrevista con Jakob Fischer, participante de éste viaje por el mundo de Volga Alemanes en Sur América, Volk auf dem Weg (VadW) preguntó tocante la origen de la reunión uniques.

VadW: ¿Jakob, Como llegaron los Volga-Alemanes a Sur América?

J.F.: En 1874, el gobierno Zarista Ruso rescindió privilegios que se habían prometido “en perpetuidad” a los inmigrantes Alemán, y extendió reclutamiento general a los Alemanes [anteriormente eximidos.]. Obligación militar a ése tiempo duraba cualquiera de 5 a 25 años. Viendo los hijos de colonos heridos o matados en varias pistas de guerra en la región Cáucaso, en Asia central, y durante la guerra Rusa-Turquía [el autor evidentemente quiere entender la guerra dentro 1877 y 1878, la cuarta guerra entre Rusa y Turquía] estipulo la más importante ímpetu para emigración.

Volga-Alemanes primero llegaron en Buenos Aires durante los días iniciales de Enero, 1878. La ley de inmigración que había sido refrendado por en aquel tiempo presidente de Argentina, Dr. Nicolás Avellaneda, fue más bien tentador para ellos. Esa ley concedió a los inmigrantes muchas aventajas. Avellaneda se puso muy activo también. Al aprender de las dificultades que los Volga-Alemanes estaban experimentando en Rusa, él mando emisarios para Europa con la misión de persuadir Volga-Alemanes en emigrar para Argentina.

Durante la oleada inicial, 1,625 familias (más de 8,000 personas) emigraron de la región Volga para Argentina. Ellos se establecieron en lo que es hoy la provincia de Entre Ríos, alrededor de 500 kilómetros [300 millas] al norte de Buenos Aires, y establecieron las colonias Mariental (Valle María), Koehler (Dalto), San francisco, Spatzenkutter y Protestantendorf [literalmente, Aldea Protestante]. Las primeras cuatro Aldeas fueron Católicas, y lo que ahora es llamada Aldea Protestante es Evangélico. Un año después, Octubre de 1879, Aldea Brasilera fue establecida en la provincia Entre Ríos, a saber, por Volga-Alemanes quienes habían inicialmente establecido en Brasil y habían oído de que tan bien sus compatriotas estaban haciendo en Argentina.

El gobierno de Argentina concedió a cada familia Volga-Alemán 88 hectáreas [200 acres] de terreno, un ardero de madera, dos caballos y alguna herramienta, y se les abastezco comida por un año. Durante el primer año, entonces, los Volga-Alemanes plantaron 400 hectáreas [920 acres] de trigo y lo doble de acres durante el siguiente año, triplicando lo durante los subsiguiente años. Cosas progresaron exponentemente. Después de solo un año, los colonos Volga-Alemán ya no necesitaban la asistencia del gobierno de Argentina, y dos años después habían pagado todas sus deudas.

Hoy casi un millón de descendientes de esos Volga-Alemanes viven en Argentina.

Imagen representante de un área de Argentina poblado por Inmigrantes Volga Alemán

VadW: ¿Dentro la región de habla-Español, que caracteriza los descendientes de Volga-Alemanes como un grupo étnico?

J.F.: Al llegar en Argentina, las familias Volga-Alemán estaban muy contentas aunque ellos tenían que empezar de cero, porque ellos finalmente estaban viviendo libres. Al contraste de sus compatriotas Volga-Alemán en Rusa, ellos nunca podrán ser desterrados, ellos no experimentaron hambrunas como ellos de 1921 y 1933 en la región Volga ni cualquier disparo masivo y deportación como bajo el régimen de Stalin. Finalmente, ellos nunca fueron desposeídos, ellos guardaron su terreno y sus animales -- algo de que siguen siendo orgullosos hasta este día.

Estas familias se pegan cercas. Las más viejas y medias generaciones todavía hablan el dialecto Volga-Alemán muy bien, aunque Español es dominante sobre los jóvenes y niños. La iglesia desempeña un ejemplo importante. Cada miembro de familia asiste los servicios. Hay programas de radio que son emitidos en dialectos Español y Volga-Alemán, y hay periódicos y revistas en Alemán-Español. Se mantienen costumbres Volga-Alemán, y aldeas enteras celebran la Navidad, Pascua, dedicación de iglesia, bodas, etc., como una comunidad.

VadW: ¿Raíces común – esto fue la razón para su viaje? ¿Lo emprendiste a tu gasto personal? ¿Fue arduo?

J.F.: A la gente de Sur América le gusta cantar y escuchar canciones Volga-Alemán. Canciones folclóricas Alemán de Rusa, cuales pueden ser obtenidas del Landsmannschaft, se escuchan constantemente por la radio en Argentina y se oyen en casi cada casa. Por esta razón nuestro grupo de música por años se ha más bien conocido en las aldeas Volga-Alemán de Argentina.

Siguiendo la visita exitosa en Argentina de el Coro Schwabian “Heimatklaenge [Sonidos del Hogar]”, nuestro propio grupo fue repetidamente invitado por Isabel Kessler de Buenos Aires a interpretar un gira de concierto en Argentina. Ya que los miembros del grupo son maestros de música, fuimos capaces para arreglar a emprender los tours durante nuestras vacaciones de Navidad y Año Nuevo. Viajamos de nuestro propio gasto personal. Nuestra estancia en Argentina fue organizada y financiada parcialmente por la Sociedad de Volga-Alemanes de Argentina. La familia de Liliana y Josef Gareis tomaron maravilloso cuidado de nosotros y nos acompañaron en el tour. Todo fue muy bien pensado y preparado. Por esas razones nuestro tour de concierto fue un éxito gigante.

Lo más arduo fueron las idas de autobús de 800-kilometros [casi 500-millas] durante el extremo alto calor. Como quiera, el gran entusiasmo y hospitalidad enseñada por nuestros compatriotas nos hicieron olvidar la tensión y estrés tan pronto que llegamos a las aldeas.

VadW: ¿Como los recibieron?

J.F.: Nuestro recibimiento siempre fue muy cálido, y el salón de concierto siempre estaba lleno. La pareja musical Katharina Rissling y Wladimir Dederer y yo hablamos y cantamos en el dialecto Volga-Alemán, y eso siempre se recibió extremamente bien. Porque el verano alto de Argentina, con su temperaturas de casi 40 grados Celsius [= mas de 100 grados F.], atendimos interpretaciones enteramente afuera.

Josef Gareis, nuestro compañero de viaje y guía es un reportero de radio y presenta programas por la radio de idioma en Alemán y Español. Debido a sus esfuerzos, varios de nuestros conciertos fueron emitidos por la radio y televisión.

VadW: ¿Que te impresionó más?

Katharina Rissling y Wladimir Dederer

J.F.: Todos nosotros fuimos muy impresos con la sensación de solidaridad con Alemania y el orgullo de raíces de Volga-Alemán. En todas partes, en el aeropuerto, en la estación de ferrocarril, y en las aldeas, nuestro grupo de música fue bienvenido con banderas de Alemania y Argentina. Para siempre inolvidable serán los muchos encuentros y conversaciones con nuestros compatriotas en aldeas como María Luisa, Lucas González, Santa Anita, Aldea Brasilera, Valle María, Koehler, Aldea Protestante y Spatzenkutter, tan bien como las ciudades de Crespo y Ramírez.

Todos los locales acabo de mencionar son parte de la Provincia Entre Ríos. Se establecieron por inmigrantes Volga-Alemán entre medio de 1878 y 1923. De allí nosotros emprendimos un viaje muy largo por autobús para Ollavaria en la provincia de Buenos Aires, donde visitamos la colonia Hinojo, la primer población establecida (en 5 de Enero, 1878) por colonos Volga-Alemán en Argentina. Una aumentada sorpresa para nosotros fue la aldea de San Miguel con su maravilloso museo Volga-Alemán.

VadW: ¿Como ves las perspectivas para contactos entre los Volga-Alemanes en Argentina y nuestro Landsmannschaft? ¿Que es el extenso de interés in contactos personales?

J.F.: Durante nuestro viaje establecimos varios contactos y colectamos cienes de direcciones. Hay oportunidades para restablecimiento de contactos entre parientes en Alemania y Argentina, a saber ellos quienes el cierre de las fronteras Soviet y la prohibición de emigración bajo Stalin en 1929 habían causado de ser interrumpido.

En Argentina, la “Asociación Argentina de Descendientes de Volga” había estado por aquí por ya treinta años. Está bajo la dirección de Isabel Kessler y tiene sucursales de organizaciones en 37 aldeas y ciudades, igual como los grupos locales del Landsmannschaft. Varias familias son miembros del Landsmannschaft y regularmente leen Volk auf dem Weg y el Heimatbuecher. En cada evento de nuestro tour yo anuncié el Landsmannschaft y pedí corroboración allí aparece de ver muchos variantes para colaboración futuro entre nuestras dos sociedades.

Entre medio de 7 y 10 de Septiembre de este año, una convención de Volga-Alemanes de todo Sur América será organizada en Paraná, la ciudad capital de Entre Ríos.  Asistiendo no solo serán compatriotas de Argentina, per también de Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú y otros países.  La gente se puede registrar con Isabel Kessler, Pujol 662, Depto. 2 (1405) Buenos Aires, Argentina; Tel.: 0054-11-4431-9715; Correo electrónico: isakessler@yahoo.com.ar.

Permission to use any images from the GRHC website may be requested by contacting Michael M. Miller
North Dakota State University Libraries
Germans from Russia Heritage Collection
Libraries
NDSU Dept #2080
PO Box 6050
Fargo, ND 58108-6050
Tel: 701-231-8416
Fax: 701-231-6128
Last Updated:
Director: Michael M. Miller
North Dakota State University Library North Dakota State University North Dakota State University GRHC Home